Entrada actual
Armas, Breedlove, Clark, Ejército Ucraniano, Estados Unidos, Karber, Ucrania, Uncategorized, Wesley Clark

Temores y advertencias: la saga de las armas estadounidenses

Desde el inicio de las protestas de Maidan y la llegada al poder del Gobierno que derrocó a Yanukovich, Ucrania ha contado con el incondicional apoyo de Estados Unidos. Desde la presencia de representantes políticos estadounidenses en el escenario de Maidan o la imagen de Victoria Nuland repartiendo galletas “de parte de Estados Unidos” a los manifestantes, Estados Unidos ha dejado clara su postura hacia Maidan y los gobiernos que salieron de esa revuelta.

La guerra en Donbass no solo no cambió la postura de Washington, sino que apareció una importante facción del establishment político que, desde 2014, reclama el suministro de armas letales a Ucrania que se argumenta por la necesidad de “defender la integridad territorial y soberanía” del país ante la “agresión rusa”. Sin embargo, ni Obama ni Trump hasta ahora habían cedido a las presiones de los halcones más militaristas, tanto Demócratas como Republicanos, que exigían concretamente la entrega de armamento antitanque.

Entre ellos destacan Wesley Clark o Philip Breedlove y especialmente Philip Karber, que prácticamente desde el inicio de la guerra ha presionado para conseguir armas antitanque para el Ejército Ucraniano.  De forma no especialmente realista, Karber destacaba, en una serie de correos electrónicos filtrados en 2016, la superioridad de los tanques “rusos” frente a las armas antitanque del Ejército Ucraniano, algo que llamó la atención del actual Asesor de Seguridad Nacional de Donald Trump, H.R. McMaster

Tras meses de peticiones del Pentágono, del Departamento de Estado y del Asesor de Seguridad Nacional, la prensa estadounidense publicó que la administración Trump había decidido finalmente suministrar los tan deseados misiles antitanque Javelin. Y mientras Rusia advierte que tal entrega solo puede empeorar la situación en la guerra de Donbass y se especula con cuáles serían las medidas que Moscú tomaría como respuesta, Estados Unidos parece preocuparse más por otro aspecto: la posibilidad de que, como ya ocurriera con los radares enviados en años anteriores, el material militar entregado a Kiev acabe en manos “enemigas”. Sean utilizadas en combate o no, las armas estadounidenses sí podrán cumplir uno de los objetivos de McMaster: probar su eficacia frente a tanques soviéticos, aún la base del armamento ucraniano.

La preocupación de Washington

Artículo Original: Antifashist

La saga de la entrega de armamento letal a Ucrania de parte de sus socios occidentales continúa. Las dudas sobre el suministro están ampliamente justificadas por la poca fiabilidad de quienes deben recibirlas. Así que, según ha publicado The Wall Street Journal, las armas letales que Kiev recibirá de Estados Unidos [si es que finalmente esas entregas se producen, ya que por el momento no ha habido más que un anuncio informal de las intenciones de futuro-Ed] se mantendrán lejos de las posiciones de las tropas ucranianas en Donbass.

Estados Unidos quiere y espera reforzar a Ucrania con sus armas. Y puede que busque desencadenar la guerra, pero no busca compartir sus preciadas armas con el “enemigo”. Quién sabe por qué han pensado algo así, pero en realidad, cada tornillo imprudente encuentra su propia tuerca pacificadora. Es posible que Estados Unidos sea algo tímido, no por la perfección de sus armas sino por sus imperfecciones.

Pero no se trata de eso. Lo más importante es que Estados Unidos teme que, una vez en Ucrania, sus armas puedan acabar rápidamente en manos del “enemigo”. Así que, según lo que ha publicado la prestigiosa publicación, dichas armas serán custodiadas, no solo lejos de Donbass, sino por las propias tropas estadounidenses. No hay fe en los ucranianos.

The Wall Street Journal afirma que las armas serán entregadas a los puntos con presencia militar de Estados Unidos. En estos momentos, su base operativa se encuentra en la parte occidental de Ucrania, aunque en el futuro puede trasladarse, según cita RIA Novosti, a una zona más cercana al centro del país.

El medio estadounidense apunta también que las armas letales suministradas estarán, en todo momento, bajo control estadounidense, ya que Washington teme que las armas puedan caer “en manos del enemigo”.

Antes, el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, afirmó que, en 2018, Ucrania recibirá armas letales de Estados Unidos. “El año que viene, el presupuesto militar del país alcanzará el récord de 86.000 millones de grivnas. Recibiremos armas letales defensivas de nuestros socios de Estados Unidos”, escribió Poroshenko el Facebook el 2 de enero. Poco antes, el opositor Volodymyr Oleynik expresó su certeza de que, si armas estadounidenses aparecen en Ucrania, serán inmediatamente robadas y vendidas.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 39.092 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.250.352 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: