Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, Prensa, Ucrania

Ante el abismo

Artículo Original: Denis Grigoriuk

¿Y el puente de Putilovka? Sería interesante. Ahí hay algo a lo que disparar

El traductor murmura unas pocas frases al austriaco. El chico va vestido con unos vaqueros grises estrechos, una chaqueta demasiado grande y zapatos de cuero marrón. Al hombro, una mochila de periodista. Cada vez que sale del coche hace unos cuantos disparos ataviado con su gran casco y la enorme inscripción “Press”. Es curioso de ver, teniendo en cuenta que ya sabemos que en ese lugar es completamente inútil. Pero el fotógrafo sigue estrictamente las instrucciones. Si no, la publicación no pagará el seguro. Obviamente, no puedo estar completamente seguro, pero es la justificación que imagino a tan ridícula forma de actuar.

Entre el gris paisaje desconocido, el coche parece nadar. Veo las ruedas sobre los charcos, salpicando agua y barro. Entre el barro, la rueda pasa por encima de un fragmento oxidado de metal. Cuántos años debe llevar allí, desde la última vez que los militares ucranianas trataron de irrumpir en la ciudad, pero aun así, el asfalto sigue cubierto de oxidadas láminas de metal. En la cuneta también hay grandes cajas de madera, ahora parte de una mezcla de hierba, barro y vegetación. De eso también hay una gran variedad.

Hemos traído muchas veces a periodistas a este lugar. Los extranjeros vienen a Donbass a ver la guerra civil desde dentro, hacen un par de fotos y de eso quieren sacar una buena tarifa y, si es posible, algún tipo de premio como el reconocimiento de sus colegas de profesión. Es difícil imaginar que, por la calle, alguien pidiera hacerse un selfi con un fotógrafo militar. Otra cosa es quien trabaja en estudio. Pero eso no es lo que nos ocupa. Los reporteros querían una escena de atmósfera militar y obtuvieron lo que querían.

El puente de Putilovka es impresionante por su tragedia. Además, muchos ven esta imagen con un doble sentido que la población local generalmente olvida. El día está cubierto de niebla. La metáfora de que lo que está ocurriendo en Donbass parece completa. Solo hace falta tiempo para arreglarlo.

Los austriacos empiezan a disparar. Bajan la cabeza, apoyan la barbilla en el pecho y observan la pequeña pantalla de la cámara. Suena el cierre del obturador. Cada sonido aquí adquiere su propia melodía, que se inserta en la escena general. Caen algunas ramas rotas sobre el asfalto. En algún lugar en la distancia, frena una coche y suena la goma. En dirección al aeropuerto, de vez en cuando se escuchan disparos que rompen el silencio.

No salgan de la carretera

La mujer repite detrás de mí la frase en alemán. El austriaco da un paso atrás, colocándose más cerca de la mitad de la carretera. La cámara sigue acumulando fotos. Frame a frame, cada uno a una escala. Me gusta ver trabajar a profesionales. Cada movimiento de la cámara, cada vez que aprietan el botón, cada movimiento en busca de la próxima obra maestra, que puede que en el futuro forme parte de alguna colección con la que los extranjeros se pregunten, horrorizados y confusos, cómo los humanos son capaces de hacer algo así.

Al fin y al cabo, ¿qué ven los extranjeros en el puente bombardeado además de las evidentes consecuencias de los enfrentamientos en la zona?

Piso el suelo mojado. El barro salpica por todas partes. Agarro una rama y la saco del camino. Entre el barro sobre los zapatos se cuela un fragmento de metralla. En general, estoy rompiendo todas mis recomendaciones. No hay forma de saber qué restos pueden haber quedado aquí después de la batalla. Los ecos de la guerra durarán mucho tiempo.

En este lugar se pueden ver los podridos dientes de una boca rota. Con la imaginación necesaria, se puede ver que la parte derruida del puente es la lengua hundida en la garganta.

Las barras roídas salen del destrozado hormigón. Las líneas del pavimiento llevan al abismo. Ya no conecta con ninguna otra superficie para llegar al otro lado. Está cerca, pero no se puede pasar. A veces parece que si corres y saltas, podrás atravesarlo. Pero es una fantasía, ficción. Una persona no podría volar una distancia tan larga. Es un esfuerzo imposible. Todo este tiempo, estás rodeado de la gris incertidumbre de esta densa niebla que te separa del mundo exterior. Ante el abismo y con vistas al otro lado. No hay nada nuevo, son las mismas bombas, los mismos restos, la mismas metralla y el mismo autobús tiroteado. Solo podemos pararnos a pensar en este desastre de hormigón del que sale una mezcla de metralla y tubos metálicos que está a nuestros pies.

Click. La imagen está lista para ser exhibida en una exposición de fotografía en Europa. Ya tenemos héroe. Una escena dramática. Niebla. El extranjero ha registrado cómo las personas miran al abismo, pensando en cómo pasar al otro lado, ese que no promete nada bueno.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

septiembre 2019
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.543 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.319.591 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: