Entrada actual
Alto el fuego, Donbass, LPR, Minsk, Ucrania

El escenario habitual

La semana pasada, las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk quisieron ver una actitud más constructiva por parte de la representación ucraniana en la primera participación del equipo nombrado por el presidente Volodymyr Zelensky. Tras el principio de acuerdo de pactar un nuevo alto el fuego -supuestamente acompañado de mecanismos de verificación para garantizar que su destino no sea el incumplimiento, como ha ocurrido en cada alto el fuego pactado en Minsk en los últimos cinco años-, las partes acordaron también una nueva fecha para la retirada de tropas y equipamiento de Stanitsa Luganskaya según un acuerdo alcanzado en septiembre de 2016.

En estos casi tres años, diferentes motivos habían impedido esa retirada de tropas que, pese a los 79 fracasos anteriores, la RPL nunca ha dejado de exigir. La retirada debía producirse el 10 de junio, marcado en el calendario como una fecha en la que Ucrania tenía una oportunidad para demostrar su compromiso con los acuerdos y su voluntad de hacer todo lo que estuviera en su mano por la paz. Sin embargo, el 10 de junio, Ucrania volvió a actuar como lo había hecho en ocasiones anteriores. Ha quedado claro que es más previsible esperar progresos en lo que respecta al intercambio de prisioneros que en la búsqueda de un alto el fuego completo.

Artículo Original: Antifashist

La retirada de tropas y equipamiento de Stanitsa Luganskaya, prevista para el 10 de junio, ha vuelto a fracasar por culpa de Ucrania. Hay que recordar que la fecha se acordó en la reunión del Grupo de Contacto en Minsk el 5 de junio. “El bando ucraniano ha impedido una vez más la primera fase de la retirada de tropas y equipamiento según el acuerdo del Grupo de Contacto del 21 de septiembre de 2016”, afirmó Vladislav Deinego, ministro de Asuntos Exteriores y representante de la República en las negociaciones de Minsk.

Deinego recordó también que “80 veces, tras acordar una fecha en Minsk, la RPL ha dado la señal de estar preparado para comenzar la retirada de tropas en el lugar número 1 del anexo del acuerdo [que comprendía otros tres lugares piloto de los que se retirarían las tropas para después ampliarlo y desmilitarizar el frente, algo que, evidentemente no ha ocurrido-Ed] y 80 veces el Ejército Ucraniano ha ignorado la decisión del Grupo de Contacto”. El Ejército Ucraniano o el Gobierno suelen alegar o ataques ficticios que no se pueden encontrar en los informes de la OSCE o ellos mismos inician provocativos ataques para justificar la decisión.

“Para nosotros es obvio que estas provocaciones del lado ucraniano buscan impedir la implementación de la primera fase de retirada de tropas y armamento. Sabiendo esto, y con el apoyo de la OSCE, la República Popular de Lugansk reafirmó su postura de no tener en cuenta los provocadores bombardeos ucranianos y no considerarlos un obstáculo para iniciar la retirada. Cada parte puede decidir por su cuenta qué hacer ante la posibilidad de comenzar la retirada de tropas según los acuerdos alcanzados”, explicó Deinego, que añadió que la RPL había hecho otra vez todo lo que estaba en su mano para realizar la retirada de tropas y armamento de Stanitsa Luganskaya.

“Sin embargo, la retirada tampoco esta vez se ha producido, la parte ucraniana no envió la señal de estar listos a la OSCE (como ya había ocurrido en las 79 ocasiones anteriores) y no reaccionó a nuestra señal. Durante dos años y medio, Ucrania ha saboteado la implementación del acuerdo del Grupo de Contacto. A juzgar por las personas que están a cargo, no va a haber ningún cambio de postura”, concluyó el representante de la RPL.

Por su parte, la representación de Ucrania en el Centro de Control y Coordinación Conjunto afirmó que la retirada de fuerzas puede realizarse el 16 de junio. “Las unidades de las Fuerzas Armadas de Ucrania siguen preparadas y ya hemos realizado preparaciones preliminares para la retirada de fuerzas y equipamiento. Sin embargo, una condición imprescindible para la retirada es la implementación del paquete de medidas definido por los acuerdos de Minsk y no al revés. La retirada de fuerzas y equipamiento de la localización número 1 en Stanitsa Luganskaya puede comenzar el 16 de junio de 2019 solo si se mantiene el régimen de silencio hasta esa fecha”, afirmó el mensaje ucraniano, que deja claro que el Ejército Ucraniano deliberadamente retrasa la retirada de armamento bajo la tapadera de infracciones del alto el fuego (con el que ellos mismos no cumplen).

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.665 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.307.508 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: