Entrada actual
Corrupción, Estados Unidos, Euromaidan, Kiev, Maidan, Política, Rada, Ucrania, UE, Unión Europea

Una nueva generación de luchadores contra la corrupción

Artículo Original: Andriy Manchuk / Vzglyad

rtx168geUn día de invierno, en pleno apogeo de Euromaidan en Kiev, me acerqué a calentarme en un café en el que me senté con unos amigos: periodistas, activistas por los derechos humanos y un encargado de un proyecto literario. Acompañados por unas tazas de té, entablamos una amigable conversación, como es obvio, sobre lo que estaba ocurriendo. A través de la ventana prácticamente podían escucharse los eslóganes que se gritaban por los altavoces del escenario de Maidan. Nuestros interlocutores también hablaban en frases duras y se cortaban entre sí.

El tema de conversación eran los agentes del Kremlin, los traicioneros mensajeros de esas torres con estrellas manchadas de sangre, invisibles pero omnipresentes a nuestro alrededor: en el Gobierno ucraniano, en los negocios, en la prensa. En pocas palabras: están prácticamente en todas partes. En secreto utilizan su dinero del gas para hacer descarrilar el camino directo de nuestro país hacia su futuro europeo.

Escuchaba estas teorías de la conspiración contra las que no tenía sentido discutir: en esos días, la histeria había llegado a niveles críticos que no dejan mucho espacio para un intento de discusión normal apelando al sentido común. En aquel momento pensaba que aquellas chicas guapas llevaban tiempo recibiendo abiertamente apoyo económico de instituciones europeas o estadounidenses que mantenían sus actividades según su posición política.

Por supuesto, no era ningún secreto. Es más, no era solo eso, sino que diferentes eventos sociopolíticos y culturales eran habitualmente pagados por fondos u organizaciones extranjeras. Incluso el alquiler de oficinas en las que desde un año y medio antes de Euromaidan se encontraba la izquierda de Kiev, incluido nuestro grupo, estaba en parte financiado por organizaciones cercanas al Partido Demócrata estadounidense.

El conocido periodista Andre Viltchek, que se encontraba con nosotros en Kiev, se mostró sorprendido por ello. Le explicamos que esa asistencia había criado a toda una nueva generación de jóvenes intelectuales ucranianos, un impresionante logro para la política imperial que durante tantos años llevan realizando en nuestro país Estados Unidos y la Unión Europea.

Evidentemente, esta es la forma más directa de influir en la posición política de quienes luchan contra la corrupción política y la arbitrariedad burocrática, que llevan su lucha en de una forma puramente selectiva. Por ejemplo, desde el principio quedó claro que aunque instituciones extranjeras apoyaban la acción contra los abusos del ministro de Educación del Partido de las Regiones, Dmitry Tabachnik, ninguna de ellas financiaría una campaña de protestas contra los ministros de Maidan Serhiy Kvit o Lilya Grinevich, que han contribuido a la eliminación de becas y de escuelas rurales según las recomendaciones de los expertos neoliberales occidentales. Demasiados de los ciudadanos pensantes de nuestros pobres países periféricos se acostumbraron a considerar normal esta dependencia fiscal, y por consiguiente política, sin darse cuenta de que cada vez se hacía más humillante.

Y ellos han pedido hasta la extenuación que luchen contra los omnipresentes agentes de influencia de Moscú. En realidad, el Gobierno ruso nunca trató de competir seriamente con sus socios occidentales en la lucha por las mentes de los ucranianos y su presenciase limitó  a contactos con un limitado grupo de figuras de escasa importancia y cuya influencia social tendía a cero. No era nada comparado con la operación verdaderamente a gran escala de los donantes estadounidenses y europeos, que en el sentido literal, formaron en Ucrania una nueva generación controlada por las élites políticas, una especie de clientela que dependía completamente de sus patrones. El flujo de dinero, que se convirtió en la principal vía de financiación de expertos y periodistas ucranianos, contribuyó de manera lógica al aumento de la corrupción en el ambiente de estos luchadores profesionales.

No es sorprendente que en los últimos años hayamos sido testigos de una serie de indecorosos escándalos asociados a los nombres de algunos de los representantes más conocidos. En este sentido, la historia más reveladora es la el diputado Serhiy Leschenko, el representante más famoso de esta generación, antes periodista y ahora líder del movimiento anticorrupción Chestno (“Honestamente”), que luchaba contra los vicios de la época de Yanukovich, y que tras Euromaidan logró un asiento como diputado en el bloque del presidente.

Leschenko y su equipo de asociados trabajaron durante años con ONG’s internacionales y disfruta de un apoyo explícito de políticos y diplomáticos estadounidenses que incluso le ha permitido anunciar sus aspiraciones presidenciales. Pero poco después se conoció que el diputado había adquirido en Kiev, sin mucha publicidad, un piso de lujo cuyo precio no se corresponde con sus ingresos. El diputado-luchador contra la corrupción buscó torpemente excusas, asegurando que la carísima vivienda había sido adquirida por su novia, disc-jockey profesional, con ayuda de su madre o con dinero que supuestamente había pedido a su antigua jefa: Olena Prytula [editora y fundadora de Ukrainskaya Pravda].

Poco después de que se desatara ese escándalo surgió otro que involucraba a Svetlana Zalischuk, cercana aliada política y antigua pareja de Leschenko, que trabajó junto a él como periodista destapando casos de corrupción y que también llegó al Parlamento tras Euromaidan. También se acusó a Zalischuk de no haber declarado apartamentos de lujo por valor de 18 millones de grivnas, una cifra colosal para millones de empobrecidos ucranianos. Zalischuk ya ha buscado excusas. Según explicó, la propiedad le fue cedida por su novio, Morten Enberg, director de la Oficina del Consejo de Europa en Ucrania y antiguo agregado de la embajada de Suecia en nuestro país. También es destacable que Enberg escaló en su carrera diplomática junto a Carl Bildt, fanático defensor de la expansión de la OTAN en el este de Europa y adepto a las reformas neoliberales que contribuyen activamente al desarrollo de nuestra específica “sociedad civil”, regada con generosa ayuda financiera.

Tan pronto como se dio a conocer, los periodistas ucranianos acudieron a comprobar los ingresos oficiales del diplomático sueco, que tampoco se corresponden con el coste real del piso de su novia. Aunque por el momento Enberg ha rechazado comentar esta situación, ha quedado clara la dependencia y la corrupción de esta “nueva generación de reformistas” que se ha autoproclamado alternativa a “los políticos oligárquicos-soviéticos” y también cómo se gasta el dinero invertido en patrocinar a sus principales figuras.

Al hablar de Zalischuk, Enberg y Leschenko, los blogueros bromean llamándoles “una gran familia feliz sueca”.

Pero lo verdaderamente gracioso en este caso es que estos clanes interconectados de patrones extranjeros y su clientela nacional, que han destrozado nuestro país para conseguir sus preciados pisos, han atemorizado a la población buscando agentes secretos del Kremlin hasta debajo de las piedras.

Y han apelado fervientemente a la lucha contra la corrupción mientras acumulaban millones en “donaciones” de políticos extranjeros.

Anuncios

Comentarios

Un comentario en “Una nueva generación de luchadores contra la corrupción

  1. Típico de los mesías salva patrias con dinero ajeno. Nuca encontraréis a revolucionarios pro-Neo viviendo en una tinaja de vino como Diógenes de Sinope. Quizás, como en aquel entonces, como dos facciones ( pro-UE y pro-FRR ) se disputan el enclave alguien ha decidido falsificar moneda, mejor aun, obtenerla de corruptelas y donaciones de demócratas filantrópicos ( definición de los hipócritas de nuevo pelaje : “La simulación consiste en mostrar algo distinto de lo que se es, en tanto que el disimulo oculta lo que no se quiere mostrar”). De ese tipo de cabrones también tenemos a montones en España, ¡ debe ser una pandemia !.

    Me gusta

    Publicado por ahiur | 03/10/2016, 12:41

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

octubre 2016
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 37.654 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,070,147 hits
A %d blogueros les gusta esto: