Entrada actual
Fascismo, Historia, Holocausto, Kiev, Nacionalismo, Rusia, Segunda Guerra Mundial, Ucrania

Nacionalismo y revisión de la historia

Artículo Original: Andrey Manchuk

Hace 80 años, la población judía fue masacrada en Kiev. En solo dos días, los nazis ejecutaron a más de 30.000 personas en Babi Yar con la participación activa de los colaboracionistas ucranianos, que fueron utilizados por los invasores para este crimen.

“Uno de los últimos supervivientes de los hechos de septiembre, Viktor Stadnik, cuenta cómo vio a los soldados caminando por la calle Yaroslav Val el 29 de septiembre hablando en ucraniano entre ellos. Una bandera azul y amarilla colgaba a la entrada del edificio. Y debajo estaba el tridente. Más adelante, en la calle Artyom, casi en el cruce con Turgenevsky, se encontraba la división de soldados ucranianos y la policía auxiliar armada. Se dirigían a Babi Yar. Un batallón de Bukovina también participó en la masacre antijudía”, escribió Vadim Kamenka, periodista francés.

Según los historiadores, hay muchas más víctimas que las registradas oficialmente, ya que no se incluyó a todas las víctimas ejecutadas, por ejemplo, a niños. Los muertos eran tan numerosos que sus cuerpos se apilaban unos encima de otros en filas, después eran cubiertos de tierra y desde el subsuelo se podían oír gritos durante un tiempo. Esta masacre es considerada una de las páginas más trágicas de la crónica negra del Holocausto.

La cuestión de Babi Yar ha sido importante para mí desde la niñez, ya que viví en Podol, cerca de los descendientes de esa desgraciada gente asesinada en Kurenevka. Sus familiares escaparon de la evacuación o derrotaron a los nazis en las filas del Ejército Rojo. De vuelta a su Kiev natal, hicieron pervivir la memoria de quienes yacían en una enorme fosa común: contaron sus historias y mostraron sus viejas fotografías.

También nos hablaron de esos asesinatos en la escuela soviética: la clase nos llevó a Babi Yar, al gran monumento construido allí en 1976. Pusimos flores en su base, donde caían las primeras hojas amarillas. Recuerdo perfectamente aquel distante día en un país que ya no existe, un día tan soleado como aquel de 1941 en el que se produjo una terrible masacre en aquel lugar.

Años más tarde, en 2007, escribí un artículo sobre los nazis que pusieron un quiosco en Babi Yar para vender literatura antisemita. La columna tuvo relevancia y el quiosco fue inmediatamente cerrado a pesar de que los nazis trataron de impedirlo y me enviaron amenazas durante mucho tiempo. La población nos dio las gracias por proteger la memoria histórica, que la ultraderecha ucraniana ya quería revisar.

Hoy ya es algo generalizado. En el 80º aniversario de la masacre de Babi Yar, la propaganda patriótica abiertamente culpa de ello al Moscú comunista, reescribiendo así la verdadera historia del Holocausto. Y lo peor de todo es que esta retórica se escucha al más alto nivel en Ucrania. El Instituto de la Memoria Nacional afirma que los judíos soviéticos no temían a las tropas alemanas que avanzaban, ya que “la URSS era aliado de los nazis y callaba ante sus crímenes en Europa”. Es una mentira deliberada. La prensa soviética escribió sobre el nazismo durante años y el tema de la persecución de los judíos fue reflejado incluso en la literatura de ficción. Solo hay que recordar la historia de Arkady Gaidar “La copa azul”, que cada estudiante soviético leyó antes de la guerra.

El anterior presidente del Instituto, el diputado Volodymyr Vyatrovich, fue incluso más allá. En su opinión, el asesinato de la población judía se produjo a consecuencia de la lucha contra el nazismo, que continuó en Kiev en la clandestinidad durante la ocupación. “La destrucción de la parte central de Kiev por las autoridades soviéticas tras la retirada fue el motivo de que los nazis implementaran un plan para la «solución final de la cuestión judía» aquí. Los judíos fueron acusados de las bombas y las ejecuciones masivas fueron presentadas como castigo. Pero lo que es más importante, la destrucción de Jreschatik creó una terrible atmósfera de miedo paralizante en la ciudad, lo que hizo posible el crimen de los nazis”, escribió en Facebook.

Vyatrovich [historiador de formación-Ed] sabe que los nazis asesinaron a población judía desde los primeros días del ataque contra la Unión Soviética, especialmente en el oeste de Ucrania, que inmediatamente experimentó una ola de pogromos. La sumisión sin resistencia a los nazis no les impidió cometer los crímenes del Holocausto, solo la lucha activa contra los invasores, esa lucha que la ultraderecha ucraniana actual trata de desacreditar, impidió que la la destrucción de la población judía fuera completa.

Incluso el presidente Volodymyr Zelensky  se ha permitido hacer declaraciones revisionistas. “Polonia y el pueblo polaco sintieron la colusión de los regímenes totalitarios. Eso llevó al estallido de la Segunda Guerra Mundial y permitió a los nazis lanzar la sangrienta maquinaria del Holocausto”, afirmó durante una rueda de prensa con el presidente polaco Andrzej Duda. Pero el ímpetu para el ataque nazi sobre Europa fue el infame pacto de Múnich entre la Alemania de Hitler, la Italia fascista y las democracias europeas. Irónicamente, fue firmado la noche del 29 al 30 de septiembre, exactamente tres años antes de la ejecución masiva de Kiev.

Los patriotas ucranianos llevan años saboteando la creación del memorial del Holocausto en Babi Yar, alegando que se estaba construyendo con dinero ruso. Porque entre los donantes había personas nacidas en Ucrania pero con pasaporte ruso.

El Instituto de la Memoria Nacional estuvo a punto de construir allí un monumento al alcalde Bagazi de Kiev, un colaboracionista que personalmente supervisó las ejecuciones. Esta iniciativa fue paralizada en el último momento gracias a los esfuerzos del presidente del Comité Judío Ucraniano Eduard Dolinsky. Sin embargo, se han erigido en Ucrania numerosos monumentos a la memoria de este tipo de criminales de guerra.

“Desde la desaparición de la Unión Soviética, el papel de los colaboracionistas nazis en los crímenes del Holocausto ha sido un elemento de discordia por todo el este de Europa. En lugar de asumir la aceptada historia occidental de la Seguda Guerra Mundial y el Holocausto, las autoridades de muchos países postcomunistas del este de Europa comenzaron a crear un relato alternativo sobre los hechos en busca de dos objetivos.

El primero es ocultar, o al menos minimizar, el papel que los colaboracionistas nazis locales jugaron en la destrucción de la población judía europea. Es importante apuntar aquí que solo en el este de Europa colaborar con los nazis implicó tomar parte activa en el asesinato masivo. No se niega el Holocausto en países como Ucrania, Hungría, Croacia o los países bálticos, pero se presenta como algo cometido exclusivamente por los alemanes y austriacos, con poca o ninguna participación local.

El segundo objetivo es convencer al mundo de que los crímenes de la Unión Soviética o regímenes comunistas fueron tan malvados como los crímenes de los nazis y que esos crímenes también son genocidio. Este fenómeno es especialmente relevante en Ucrania”, escribieron los historiadores Per Anders Ruling e Efraim Zuroff en el artículo “Luchando contra la verdad histórica sobre el Holocausto en Ucrania” publicado en The Jerusalem Post.

Lo peor de todo es que la clase política post-Maidan no solo no quiere la verdad histórica, sino tampoco el sentido común más básico. Su postura está determinada por la lógica de la lucha contra el legado soviético y contra Moscú. Según los políticos ucranianos, los comunistas y partisanos tienen la culpa del Holocausto. Un día irán un paso más allá y dirán que los nazis y OUN salvaron a los judíos de la masacre bolchevique. No se trata de una ironía sino de una predicción bastante evidente. Nuestra tarea es proteger los hechos sobre el crimen de Babi Yar. Por la memoria de la población de Kiev asesinada hace 80 años.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.710 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.453.899 hits
A %d blogueros les gusta esto: