Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, LPR, Minsk, Rusia, Ucrania

Un gran error

El nuevo fracaso a la hora de superar el bloqueo diplomático que rodea al proceso de paz para Donbass con la presentación de las propuestas de Donbass y de Ucrania ha derivado en el esperado cruce de declaraciones a un tono ya familiar en los más de seis años que dura este proceso y el estado de guerra en la zona. Apenas unas horas después de que Ucrania presentara una hoja de ruta que previsiblemente invertía los términos de los acuerdos de Minsk según lo esperado, desde las Repúblicas Populares se volvía a apelar a Kiev a la negociación y a la implementación de los acuerdos firmados. Con ello, la RPD y la RPL vuelven a reafirmar su voluntad de regresar a Ucrania, aunque en ciertas condiciones de amplia autonomía.

Kiev sigue retrasando la implementación de esos acuerdos que le benefician, ya que no tienen en cuenta la opinión de la población de Donbass, a la que no se le ha preguntado si está dispuesta a regresar bajo control de las autoridades que han bombardeado y bloqueado la zona. Con ello, Ucrania es la parte de la negociación que impide que Donbass regrese bajo control de Kiev, lo que en realidad supone más tiempo para Donetsk y Lugansk para consolidar sus estructuras políticas.

Sin embargo, como abiertamente afirmó recientemente el presidente de Ucrania, Kiev espera que el empeoramiento de la situación económica -en gran parte gracias al bloqueo económico que Kiev se niega a levantar pese a las promesas electorales de Zelensky- y la epidemia de coronavirus logren lo que ni la guerra ni las medidas económicas impuestas por Ucrania han logrado: el colapso de las Repúblicas Populares y su retorno a control de Kiev sin necesidad de cumplir unos acuerdos que Ucrania nunca ha tenido intención de cumplir. Muchos son los aspectos que las autoridades ucranianas se niegan a implementar -empezando por la exigencia de reanudación de las relaciones económicas entre los dos lados de las línea de separación-, entre los que destaca el aspecto de la frontera.

Así lo recogía ayer viernes Antifashist

El líder de la delegación ucraniana en el Grupo de Contacto, Leonid Kravchuk, afirmó que los acuerdos de Minsk firmados durante la administración Poroshenko son “un gran error y una cuerda alrededor del cuello de Ucrania”. El que fuera el primer presidente de la Ucrania independiente pronunció esas palabras en una aparición en el canal de televisión TSN. Esa “cuerda” ahora está lastrando a Ucrania, según la opinión de Kravchuk.

“El paquete de medidas firmado en 2015 en tiempos de Poroshenko es un grave error. Es una cuerda política alrededor del cuello de Ucrania y un freno que nos impide tomar decisiones en todas partes y en todos los aspectos”, afirmó Kravchuk.

Kravchuk afirmó que la implementación de los acuerdos de Minsk es difícil para Ucrania y su esencia causa frecuentes disputas en las reuniones del Grupo de Contacto. El expresidente afirmó que la delegación ucraniana trata de explicar a sus homólogos en el Grupo de Contacto que “el principio fundamental es que no se puede celebrar elecciones según la legislación ucraniana en un territorio donde no hay un gramo ucraniano”. Los representantes de Kiev intentan imponer su posición a los participantes del Grupo de Contacto buscando compromisos razonados, insistió. Concretamente, con respecto a la cuestión de la frontera, Kiev sugiere como opción entregar primero el control de toda la frontera a Ucrania, aunque “posiblemente junto a las fuerzas de la OSCE”.

Sin embargo, Kravchuk se quejó de que el otro lado no quiere aceptar la postura de Ucrania, que firmo los acuerdos de Minsk “bajo difíciles condiciones”. “Repitieron [durante la reunión del Grupo de Contacto celebrada el 11 de noviembre] lo mismo: dicen que Ucrania está cambiando la esencia de los acuerdos de Minsk. Allí se prevén primero las elecciones y después la frontera, pero Ucrania quiere lo contrario. Y entonces no quieren ni oírme hablar sobre el hecho de que ese paquete de medidas fue firmado bajo difíciles condiciones, cuando continuaban las operaciones militares. Pero los hechos siguen siendo hechos”, afirmó Kravchuk.

Antifashist

Las palabras de Kravchuk no son más que una nueva muestra de que Kiev utiliza el proceso de negociación para dilatar la cuestión en busca de otras soluciones, concretamente que sea el cuarteto de Normandía el que imponga la postura de Ucrania. De ahí que Kravchuk haya afirmado esta semana que Ucrania seguirá defendiendo su plan, que cuenta, según el expresidente, con el apoyo de los socios europeos y estadounidenses. Sin embargo, los resultados de la cumbre de Normandía de hace prácticamente un año contradicen la postura de Kravchuk. En aquel momento, los socios europeos de Ucrania reafirmaron su apoyo a la implementación de los acuerdos de Minsk tal y como fueron redactados. Esos mismos acuerdos que Ucrania sigue y seguirá intentando reescribir.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

noviembre 2020
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 22.193 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.385.751 hits
A %d blogueros les gusta esto: