Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR

Donetsk como lo conocimos antes de la guerra

Los primeros días de septiembre incluyen dos fechas importantes en el calendario de Donbass: el Día del Minero y el Día de la Liberación de Donbass, dos fechas que, tras el Día de la Victoria, son posiblemente las más importantes conmemoraciones en la región. Aunque habitualmente acompañadas de actos solemnes, en esta ocasión el Día de la Liberación de Donbass se ha centrado en un acto masivo con el que la población de Donetsk y de la RPD en general ha roto con la imagen que en estos seis años de guerra ha tratado de dar la prensa ucraniana de una ciudad vacía.

Artículo Original: Denis Grigoriuk

Una marea de personas se acercaba a la plaza central de la ciudad. Parecía que el puente sobre el río Kalmius que da a la avenida de Lenin no iba a aguantar tanta carga. Se formó un atasco. Para Donetsk, esa imagen es toda una noticia. Se habló de ello inmediatamente en las redes sociales, se debatió y se recordó el tiempo de antes de la guerra. La ciudad volvía a la vida.

Era de esperar. Tan pronto como se anunció públicamente que el cantante y músico ruso Grigory Leps estaría en la capital minera el Día de la Liberación de Donbass de los invasores fascistas alemanes, el público comenzó a exaltarse. Se ha publicitado ampliamente el concierto con carteles por la ciudad y el operador móvil Fénix envió mensajes de texto invitando a la población a acudir a la actuación del vocalista ruso. Las redes sociales explotaron. Llamó especialmente la atención un mensaje escrito por alguien de la República. En el mensaje, pedía a las autoridades que organizaran autobuses desde otras ciudades de la RPD para que no solo tuvieran la ocasión de acudir al concierto los residentes de Donetsk. Y así fue.

Una marea de autobuses en los que eran visibles los carteles con los nombres de la ciudades -Shajtyosk, Gorlovka, etc.- llegaron a la ciudad. Estaban llenos de gente. Los conductores ni siquiera paraban en las paradas. Los frustrados pasajeros que esperaban en las paradas tuvieron que seguir el camino andando entre la mencionada multitud. Ya en la plaza, todos trataban de acercarse al máximo al escenario. Algunos perdieron la esperanza y disfrutaron de la música en la distancia. Hubo quienes tuvieron la suerte de ser invitados a la zona VIP. Algunos de ellos iban de uniforme, aunque no todos.

La vida estaba en pleno apogeo. Algunos visionarios acudieron horas antes y ocuparon lugares cercanos al escenario para ver a la estrella del pop ruso de cerca. Fue una revelación para mí que chicos y chicas jóvenes vinieran a ver a Leps. Todos iban guapos, bien vestidos. Sacaron sus móviles para grabar la actuación para sus cuentas de Instagram. Las redes sociales se llenaron de fotos y vídeos del concierto.

La plaza rugió cuando Leps salió al escenario. Al inicio del concierto, el vocalista cantó sus canciones más conocidas, muchas de las cuales se cantan en karaokes, en bodas y otras celebraciones. Donetsk hacía ruido. La población cantaba las canciones que normalmente escucha en discos, pero ahora era en directo. Leps y sus músicos mostraron emotividad, compartieron la energía con un público que ya no cabía en la plaza. La gente ocupaba las calles aledañas, la avenida principal, Artyom, la avenida de Lenin y la plaza del Primero de Mayo. Junto al río Kalmius, las calles también estaban transitadas. Los coches seguían pasando, aunque tenían que parar para dejar pasar a los viandantes. Los chicos y las chicas seguían sacando fotos, bailando y cantando.

Más adelante se supo que habían acudido al concierto casi 70.000 personas, una cifra impresionante para Donetsk. Para quienes vivan en otras ciudades, todo esto puede parecer algo convencional. Puede que cualquier celebración reúna a más gente que las calles se llenen. Pero en Donetsk es diferente, no hace falta explicar por qué, ya todos están cansados de explicar qué pasa en Donbass.

Aunque me encuentro incómodo en eventos masivos, me di cuenta de que estaba feliz. Y fue así porque vi a Donetsk revivir otra vez ante mis propios ojos. Sigue siendo la misma ciudad que recuerdo de mi infancia, juventud y días de estudiante. Es decir, la misma ciudad que antes de la guerra. Los últimos seis años han tenido su efecto: quisieron hacernos ver que Donetsk había cambiado. La guerra se ha convertido en la norma y la ciudad ha dejado de ser una gran ciudad que no para. Daba la sensación de que siempre sería así y que asumir de forma optimista que “algún día viviremos mejor” era un ejercicio de estupidez.

Pero, de repente, el concierto en el Día de la Liberación de Donbass de las tropas alemanas ha recuperado la esperanza de que llegará un día en el que la región volverá a estar tan viva como estuvo, que será alegre y que volverá a cantar y bailar. Admito que no es algo que se me haya pasado por la cabeza en demasiadas ocasiones en los últimos tres años. Todo se ha limitado a la rutina militar de bombardeos sin fin y estancamiento político y lo mismo ha ocurrido con los actos masivos.

Pero ayer fue diferente.

La población no se marchó durante mucho tiempo. Se quedaron sentados en bancos, charlando y tomándose su tiempo. ¿Qué prisa hay si no hay toque de queda? Otro regalo para la cansada población. Esa noche, no había que salir corriendo para llegar a casa a las once. Se podía disfrutar de la noche, respirar el aire fresco de las hojas caídas.

No recuerdo haber visto Donetsk así. Parece que, si ocurrió alguna vez, desde luego no ha sido en nuestro tiempo. Lo he visto en películas, fotos, pero nada así en Donetsk. Puede que ocurriera, pero no ha sido en nuestros días y hace tanto tiempo que ya ni se recuerda. Ni en mis mejores sueños había imaginado ver mi ciudad tan llena de vida: con calles, parques y plazas llenas, con alegres residentes sacándose fotos, bailando y disfrutando del día. Sorprendentemente, fue Leps quien trajo todo esto a Donetsk. Para recordar a la ciudad cómo era antes de que empezara la batalla.

El 8 de septiembre, Donetsk resurgió.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

septiembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.733 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.373.259 hits
A %d blogueros les gusta esto: