Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, LPR, Minsk, Ucrania

A pesar de la propaganda

Artículo Original: Denis Grigoriuk

Algunas veces parece que nos acostumbramos al contraste de situaciones que ocurren ante nuestros ojos. Estos seis años de guerra me han enseñado a no sorprenderme de algunas de las cosas que pasan en la vida durante las hostilidades, como por ejemplo que se pueda llegar hasta el frente en transporte público. Se puede aprender ese frío cinismo, pero, aun así, siempre hay cosas que me sorprenden una y otra vez en este entorno.

El día en que se celebró en Gorlovka el funeral por el joven soldado de la RPD caído cerca de Dolomitnoe, escribí sobre la responsabilidad por los crímenes de guerra. O, en realidad, sobre cómo nadie ha sido castigado por asesinar a personas en Bosse, en Kubishevsky, Gorlovka, Lugansk, Donetsk y otras ciudades. Como sabemos, la impunidad genera una sensación de permisividad. Así lo ilustran los bombardeos de las afueras de Donetsk utilizando armamento pesado por parte de las tropas ucranianas. La noche del 24 de enero, a las 17:45, prácticamente toda la ciudad comenzó a escuchar el sonido de las bombas que “llegaban”. Las explosiones se escucharon en los distritos Voroshilov y Kalinin. Ambos están considerados como la retaguardia más o menos tranquila. En seis meses no se había escuchado ningún bombardeo.

Me llamó un residente de la parte del norte de la ciudad. Según su testimonio, el sonido sugería que el Ejército Ucraniano estaba utilizando bombas de calibre de 152mm. Caían en la zona del Volvo Center y, como lo llaman los residentes locales, la primera plataforma. Posteriormente, comenzaron a aparecer en las redes sociales vídeos en los que se escuchaban los bombardeos. Entonces, la representación de la RPD en el Centro de Coordinación y Control Conjunto informó lo siguiente:

17:58, desde la posición de las tropas ucranianas Muravenik: en la zona de Veseloe, cuatro explosiones de calibre 120mm.

18:00, desde la posición de las tropas ucranianas Muravenik: en la zona de Donetsk (Volvo Center), cuatro explosiones de calibre 120mm.

En algunos canales de Telegram se empezó a dar la noticia de que el comando de la milicia nacional de la RPD había recibido la orden de destruir los puntos de tiro del enemigo. Nadie confirmó esta información y es ingenuo pensar que alguien iba en la República iba a confirmar que se ha respondido a las provocaciones, pero esta información está en línea con las declaraciones del líder de la RPD, Denis Pushilin, que en el funeral del soldado Nikita Fokin afirmó que “ni Zelensky ni sus matones van a quedar sin respuesta”.

Lógicamente, por la mañana se esperaban comentarios oficiales sobre el incidente. No era un bombardeo ordinario. Las bombas cayeron en la línea de separación, donde, según la lógica, no vive nadie, por lo que así se evitan bajas. Desde el invierno de 2017, cuando se produjo el último pico de enfrentamientos en la “zona roja”, las cosas han cambiado. La población ha vuelto. Es más, a la calle Stratovnatov [uno de los símbolos de la guerra en Donetsk, una de las calles más destruidas de la ciudad-Ed] ahora llega incluso el transporte público. Y qué decir de Spartak, donde la población siguió residiendo incluso cuando el Ejército Ucraniano intentaba avanzar con tanques en enero de 2015. Así que es necesario llamar la atención sobre el incidente. Sin embargo, en lugar de eso, todo quedó eclipsado por la dimisión de Vladislav Surkov y el cambio de encargados de la política ucraniana en Rusia. Se llevaba un año hablando de que iba a pasar, pero no ha pasado hasta enero de 2020.

Comprendo perfectamente la reacción de los residentes de Donetsk, cansados de la guerra e incluso de la información de guerra. Es más fácil ignorarlo todo, seguir pensando en los asuntos propios o simplemente relajarse en el teatro (donde, por cierto, es muy difícil conseguir entradas para espectáculos que se producirán dentro de dos meses, puedes tener que esperar cinco horas en la cola y acabar sin entradas para el espectáculo que querías ver). Comprendo también la postura de las autoridades de la República. En lugar de acusar públicamente al Ejército Ucraniano de infringir los acuerdos de Minsk, el Ministerio de Asuntos Exteriores de la RPD afirmó que los representantes de la República se habían dirigido a la misión de observación de la OSCE con una propuesta de tres localizaciones en las que se podría realizar una retirada de tropas y armamento. La práctica de las retiradas de tropas dice que se producen en lugares tranquilos del frente. Ucrania no está dispuesta a retirar sus tropas de Zaitsevo, Kominternovo, Marinka o Donetsk. Es probable que vuelva a hacerse una simulación de retirada, porque lo único que puede cambiar realmente la situación es la retirada de todas las tropas del frente. Sin embargo, Kiev se niega en rotundo a esta idea, algo que ya confirmaron en la cumbre del formato Normandía el 9 de diciembre de 2019 en París.

En mi opinión, esta situación es significativa. No va a haber en el futuro próximo una solución real pese a los bonitos vídeos del presidente Zelensky. Se ha creado esa ilusión solo para aquellos que no están muy interesados en lo que ocurre realmente en Ucrania y en Donbass. La gente corriente de las ciudades rusas y ucranianas querría que hubiera buenas relaciones entre los dos países y en Kiev hay muchos que quieren que pare el derramamiento de sangre. Pero no para. El uso de armamento pesado en Donetsk el 24 de enero confirma mis temores. Aunque Zelensky haya dicho que, en su mandato, la guerra en Donbass no se reanudará. La realidad, no los vídeos de propaganda, muestra que no es posible destruir el sistema que se construyó en los cinco años de reinado de Petro Poroshenko y compañía. Aunque Zelensky quisiera pasar a la historia como el presidente que consiguió que acabara la guerra en el sudeste de Ucrania, su equipo no está dispuesto a dejar de bombardear zonas civiles, barrios y localidades de la RPD y la RPL. De lo contrario, la delegación ucraniana aceptaría la retirada de tropas de toda la línea de demarcación y levantaría el bloqueo económico: eso tendría verdaderos efectos, no así los pretenciosos discursos.

El bando ucraniano ha dejado clara su postura, mientras que la de las Repúblicas de Donbass es más ambigua. La oficina de la RPD en el Centro de Control y Coordinación Conjunto registró el uso de armamento prohibido por los acuerdos. Estoy convencido de que la OSCE presenció el ataque, porque incluso cerca del hotel Park Inn en el que se hospedan, se podía escuchar el sonido de las “llegadas”. ¿Qué problema hay para anunciarlo abiertamente? De lo contrario, el Ejército Ucraniano continuará bombardeando las afueras de Donetsk mientras la población sigue soñando con una resolución pacífica del conflicto.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 22.067 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.339.092 hits
A %d blogueros les gusta esto: