Entrada actual
Alto el fuego, Donbass, Donetsk, DPR, Rusia, Ucrania, Zelensky

Idílica imagen

Artículo Original: Yulia Andrienko / Komsomolskaya Pravda

Marchas en memoria de Stepan Bandera el 1 de enero de 2019, apenas horas después de que Zelensky afirmara que defensores de Bandera y de Zhukov pueden convivir pacíficamente. Los últimos seis años prueban la violencia de esa parte del país contra el este.

Volodymyr Zelensky felicitó por primera vez como presidente de Ucrania el Año Nuevo. Y si los discursos de Poroshenko estaban llenos de acusaciones de traición y apelaciones a luchar contra ellas, Zelensky cambió de estrategia. Habló de pacifismo e hizo las delicias de muchos al reconocer la diversidad y singularidad de las muchas partes que forman un único país. Y llamó a vivir en paz y armonía, comprendiéndose unos a otros.

En su discurso, Zelensky no hizo ademán de mencionar la principal singularidad: que hemos entrado ya en el sexto año de destrucción de Donbass, que miles de personas han muerto o han resultado heridas graves, viviendas destruidas, familias con las vidas destruidas. El discurso no incluyó nada de eso, pero sí sobre “el fotógrafo que protege al país en el este”. Es un bonito eufemismo eso de proteger, teniendo en cuenta que se trata de violencia, asesinato y sangre. Pero, ¿por qué hablar de ello?

La idílica imagen en la que quienes consideran héroe a Bandera y los que tienen su héroe en Zhukov pueden, de alguna manera, coexistir pacíficamente no causó ninguna duda. ¡Qué gran actor es Zelensky! Pero lo más sorprendente es que el discurso fuera admirado por muchos residentes de Rusia.

“Es una tendencia entre los nuestros ahora”, me explicó un amigo de Moscú, que llamó para felicitarme el Año Nuevo. “En algunos círculos se considera muy avanzado y critican a nuestro presidente y alaban al de un país extranjero. Ellos no son los que han tenido que esconderse en sótanos con sus hijos mientras explotaban las bombas, ¿qué se puede esperar?”

Es comprensible. La tragedia siempre tiene un carácter personal. ¿Qué importa el lejano Donbass con sus pueblos borrados de la faz de la tierra por la artillería y que siga muriendo gente? Es triste, pero es así.

Sin embargo, otra cosa es lo que han pensado del discurso los residentes de Donbass.

“Un discurso barnizado, lleno de fantasía y ni una palabra sobre los muertos”, me dijo una profesora de Gorlovka. “¿Para qué va a hablar de eso en una fiesta?”

Es verdad, los únicos muertos a los que mencionó Zelensky fueron los militares. No dijo una palabra de los civiles muertos. Ellos tienen la culpa, ya lo sabemos.

“Creo que Zelensky nos reconoció en su discurso, precisamente porque no nos mencionó en el contexto de sus felicitaciones. No existimos. Ya estamos en Rusia”, comentó Stanislav, de Donetsk. “Al fin y al cabo, la única población de Donetsk de la que habló fue la que se ha mudado a Ucrania. Los que no abandonaron sus hogares para él no existen. Eso está bien”.

“Se puede decir que el presidente de Ucrania, en su discurso de Año Nuevo, reconoció a los territorios de la RPD y la RPL como independientes. Hurra, camaradas”, insistió, en la misma línea, Ekaterina, de Donetsk.

“Juzgar al actor de ayer por su tarjeta de visita es inútil. Eso en primer lugar. Y en segundo lugar, hay que ser un completo idiota o estar fascinado por la canción para tener fe en las palabras que le canta Kolomoisky. La excepción son aquellos que obtienen sus propios beneficios de ello. Esos a los que les pagan por ello. En tercer lugar, Ucrania necesita una desnazificación completa y destruir a todos los espíritus de Bandera”, insistió Elena, de Donetsk.

Al final de su discurso, Zelensky repitió su apelación a la paz. Ahí está. Pero me gustaría decir a todos aquellos que están encantados con el discurso de Zelensky que vengan personalmente a Donbass y que vivan, por ejemplo, un tiempo en Sajanka o en Alexandrovka, Spartak o Yasnoe. Entonces verán el “amor” de Ucrania, que cada día riega de sangre pueblos y ciudades de Donbass utilizando diferentes armas. Entonces la hipocresía no tendría un efecto tan brutal y en lugar de fijarse en bonitos discursos, se fijarían en los hechos, que muchas veces contradicen las palabras.

Y la población de Donetsk solo espera lo mejor, tener salud, que la familia esté bien y, lo que es más importante, la paz, no otra falsa tregua.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

enero 2020
L M X J V S D
« Dic    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 22.098 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.335.188 hits
A %d blogueros les gusta esto: