Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, LPR, Maidan, Minsk, Poroshenko, Ucrania, Zelensky

Cómo empezó todo

Artículo Original: Denis Grigoriuk

Lo ocurrido el 21 de noviembre de 2013 [en Kiev] no me afectó nada. Supe de ello mucho más tarde, cuando se produjo el “ataque a los estudiantes” y las protestas se generalizaron. Una manifestación de estudiantes en el centro de Kiev en aquel momento solo interesaba a la prensa. Se habló de ello en la televisión, que no veo, y tampoco utilizaba entonces las redes sociales como fuente de noticias sino como un lugar en el que compartir música, vídeos, fotos de fiestas y para hablar con los amigos. Así que la revolución o golpe no me interesó hasta mucho más adelante.

Vi ese grupo de manifestantes en la plaza de la Independencia de Kiev como una reunión de personajes eternamente descontentos. La política estaba lejos. Ni siquiera sabía gran cosa del documento de “Asociación con la Unión Europea” que había firmado Yanukovich. Así que no comprendía los motivos por los que se manifestaban con banderas de la Unión Europea. Eran unos tiempos de menos preocupaciones.

La influencia de Maidan

Lo ocurrido en Maidan en 2013-2014 ha afectado a las vidas de millones de personas. Algunos han mejorado, otros han empeorado, algunos fueron enviados a la guerra y otros murieron allí. Se puede decir que Maidan sigue matando, ya que la guerra en Donbass es consecuencia directa del golpe de Estado de Kiev. Quienes acusan a los habitantes de lo que fueran las regiones de Donetsk y Lugansk de separatismo olvidan el hecho de que lo que ocurrió en el sudeste fue la reacción a lo que ocurría en el centro de Kiev desde el 21 de noviembre de 2013. El verdadero separatismo comenzó en el oeste del país cuando “manifestantes pacíficos” tomaron los edificios del Gobierno y edificios en los que había armas, desarmaron a las guardias de seguridad y enviaron las armas a Maidan.

Pero incluso entonces, las redes sociales no se habían transformado en una herramienta para influir sobre nuestras mentes. No había una cuenta de “anti-Maidan” ni “informes de la milicia de Novorossiya”, pero el contenido político gradualmente se hacía un hueco donde antes no lo tenía. En las redes empezaron a proliferar grupos llamados “Típico de” sobre las diferentes ciudades y sus memes. En Kiev y otras dos ciudades de Ucrania occidental la población protestaba contra el Gobierno y preparaba una revolución. La cuarta ciudad era Donetsk. Ahí la imagen era la plaza de Lenin vacía. Los autores intentaron hacer participar en la locura generalizada a la capital de la región minera, pero fracasaron. Donetsk no participó en la transferencia de poder a manos del equipo de Poroshenko sino que activamente comenzó a resistirse al hecho de que Ucrania estaba gobernada desde la Embajada de Estados Unidos por pseudoliberales y supuestos reformistas.

Sociología silenciosa

No se dice en voz alta, pero la conclusión es obvia. Los ucranianos no apoyan los resultados de la “revolución de la dignidad”. No estoy hablando de la minoría ruidosa que intenta imponer su opinión como si fuera la opinión general como hicieron quienes saltaron en Maidan con cazuelas en la cabeza o cócteles Molotov en la mano. Nadie ha hecho aún un adecuado estudio sociológico sobre el apoyo de la población a Maidan en Ucrania. Porque los resultados puede que sorprendan. Solo hay que ver cuántas personas protestan actualmente. La vida en el país ha empeorado, pero nadie sale a hacer manifestaciones. Es la representación de la decepción.

El 73% que votó a Zelensky es la parte decepcionada con las consecuencias de Maidan: guerra, pobreza, radicalización de la sociedad, saqueo. Puede que apoyaran “ATO” y el cambio de régimen en el país, pero las consecuencias que el golpe ha tenido en la vida de la gente les ha obligado a cambiar de opinión. Así que el ex cómico derrotó a su oponente, no porque a la gente le gustaran sus chistes sino porque prometía acabar la guerra, meter a su predecesor en la cárcel y mejorar el nivel de vida de los ucranianos a base de vender la tierra, último gran activo de Ucrania. Ahora el presidente ya está metido en el lío. Su popularidad cae más rápida que la de Poroshenko. ¿Pero, dónde están las protestas? Los únicos que salen son los nacionalistas y fans de Poroshenko en nómina. El descontento real se ha quedado en las cocinas de los apartamentos ucranianos porque la población ha entendido que la próxima revolución acabará con el país. Además, hay que tener en cuenta que cualquier acción de masas requiere de financiación. A ningún benefactor le conviene otra revolución.

Revolución o golpe

Este tema dividió a la sociedad ucraniana desde que se quedó claro que la protesta continua no era una demostración de locura sino un enfrentamiento real entre el Gobierno y la oposición. La historia no es solo que quienes ganaron califican de revolución lo ocurrido en Maidan en 2013-2014 y el resto lo llaman golpe de Estado. La cuestión va más allá. Según los acuerdos de Minsk, Donbass debe volver a Ucrania. Si Minsk-2 se acaba de implementar (creo que es improbable), aparece la cuestión de Maidan. Para el Estado de Ucrania, el 21 de noviembre de 2013, los ucranianos tomaron el camino de la democracia. Para los residentes de Donbass, ese día comenzó la toma violenta del poder que posteriormente dio lugar a la guerra.

No hay que ser un genio para comprender que este será otro motivo de conflicto. Ningún documento firmado puede hacer a la gente olvidar qué ha destruido sus vidas. Ninguna cumbre será capaz de convencerles de que Maidan fue una “revolución de la dignidad” y la guerra en Donbass una “operación antiterrorista”. Es imposible forzar a la población a creer sinceramente que quienes participaron en lo ocurrido en Kiev en 2013-2014 y las fuerzas de seguridad que participaron en lo que se llamó “ATO” son héroes.

En mi humilde opinión, Donbass y Kiev deberían llegar a un acuerdo de divorcio, una coexistencia vecinal pacífica. Ni la población de Ucrania ni la de Donbass será capaz de encontrar un lenguaje común bajo un mismo techo. La opción ideal es la variante de la repetición del escenario de Transnistria.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

noviembre 2019
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.530 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.327.442 hits
A %d blogueros les gusta esto: