Entrada actual
Alto el fuego, Batallón Azov, Donbass, DPR, Ejército Ucraniano, Extrema Derecha, Fascismo, LPR, Minsk, Ucrania, Zelensky

Tras los pasos de Poroshenko

Artículo Original: Colonel Cassad

En un paso esperado, Zelensky ha comenzado a parecerse cada vez más en sus actos al régimen de Poroshenko. La falsa búsqueda de una “solución pacífica al conflicto en Donbass”, el flirteo con neonazis o la supresión de medios de comunicación no deseados son solo algunos ejemplos. Ahora hasta las ostentosas visitas de Zelensky al frente se parecen.

Los diputados y ministros de “Servidor del Pueblo” no dudan en utilizar la retórica de Poroshenko y su entorno al afirmar que los acuerdos de Minsk y la fórmula Steinmeier no se implementarán en un futuro próximo, ya que es imposible parar la guerra, por lo que es necesario seguir trabajando en ello: un mes, puede que seis meses, puede que un año. Puede que funcione. Poroshenko ya utilizó esa frase de “defensor de la paz” y otras frases vacías en el contexto de la guerra informativa y la guerra de trincheras sin fin en Donbass.

Zelensky fue elegido en primavera y ya estamos en octubre, por lo que se deberían notar cambios en la situación en el frente. Los intentos de retirar las tropas de Petrovsky y Zolotoe han dado lugar a una demostración de la absoluta falta de voluntad de las autoridades ucranianas a cumplir con sus obligaciones, de la misma manera que, en tiempos de Poroshenko, las retiradas de la RPD y la RPL terminaban en fracaso.

El flirteo con los grupos neonazis se está convirtiendo últimamente en algo cómico: el presidente del “poder soberano” acude al frente para garantizarse la lealtad del ejército, el primer ministro rockea en un concierto neonazi en Kiev junto a la banda de nazis que han planteado un ultimátum a Zelensky y el Parlamento dice abiertamente que no se debe esperar la aplicación de la fórmula Steinmeier el año que viene.

Por ejemplo, la diputada de “Servidor del Pueblo” Marina Bardina afirmó que la fórmula Steinmeier para solucionar la situación en Donbass no se va a poner en marcha en un futuro cercano. “Vemos que para pasar a la fórmula tenemos que garantizar el componente de seguridad. Pero si ahora vemos infracciones al alto el fuego cuando hablamos de una posible retirada, es necesario que haya un retraso indefinido, así que creo que la implementación de la fórmula no será posible en un futuro próximo”, afirmó según cita RT. Bardina explicó que cuando habla de “futuro próximo” está pensando en al menos un año.

Pese a que el régimen de Zelensky se opuso, en su fase de formación, al régimen de Poroshenko, bajo influencia de factores objetivos y subjetivos, ha mutado rápidamente a algo que se le parece mucho y ha recurrido a las mismas prácticas que llevaron a Poroshenko a la irrelevancia. Zelensky y su entorno demuestran su fracaso a la hora de cumplir con sus obligaciones internacionales y promesas electorales. Y cuanto más se alargue esta situación, despertarán más ingenuos que creyeron seriamente que Zelensky era “la vía hacia la paz” para Ucrania.

La incapacidad o falta de voluntad para acabar con el rampante neonazismo en Ucrania es evidente en la situación con Biletsky, que hace lo que quiere en el frente y se permite dar un ultimátum a Kiev. “Si en ese tiempo no se cumplen a nivel legislativo todas las demandas de la resistencia, les decimos algo muy simple: el tiempo de las manifestaciones ha pasado. Si el Gobierno no escucha, será necesario que pasemos a otros actos. Aquí hay muchos voluntarios y estamos en contacto directo con ellos. Si las autoridades se retiran de alguna parte, yo puedo con responsabilidad dar la orden a cientos y miles de voluntarios que irán a los territorios de los que se hayan retirado y los mantendrán para nuestra tierra”.

Esto se produce cuando la dirección de las estructuras de poder en Ucrania ya ha sido reemplazada, aunque se ha mantenido la base de esos grupos a los que supervisaba Poroshenko. Tras un trato con Kolomoisky, Avakov sigue al mando y con él todos aquellos que se dedicaron a institucionalizar el neonazismo en Ucrania y han colaborado en la legalización e infiltración en el discurso público y las agencias del Gobierno.

Las medias cosméticas no son soluciones quirúrgicas: cuando hay gangrena, hay que eliminar la parte afectada. ¿Pero pueden Zelensky y su entorno hacerlo? Por el momento, vemos un patético flirteo con los neonazis e intentos de complacerlos y viajes al frente vestido con chaleco antibalas para mostrar a los “héroes de ATO” que Zelensky es de los suyos y también visita Donbass. Por supuesto, todo esto es una pena para aquellos que esperaban que Zelensky fuera la antítesis de Poroshenko.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.582 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.324.198 hits
A %d blogueros les gusta esto: