Entrada actual
Donbass, DPR, Estados Unidos, LPR, Rusia, Ucrania, Zelensky

En el centro de la polémica

Artículo Original: Colonel Cassad

El tsunami político del caso Burisma [empresa de gas que contrató al hijo de Joe Biden cuando este era vicepresidente de Estados Unidos-Ed] que ha afectado a Washington ha tenido también un efecto boomerang en Kiev. En el pasado, el régimen político ucraniano no había tenido hasta ahora ningún problema para seguir el camino de Washington, ya que entre la élite estadounidense existía un consenso anti-ruso que marcaba lo que se podía esperar de ellos. Solo había que saber que había que repetir constantemente el conocido mantra de la “integración europea”, el “camino a la OTAN”, la “lucha contra la agresión rusa” y el “camino a la civilización” y Washington estaría de acuerdo.

Pero algo cambió con la llegada de Trump. La división en el establishment estadounidense han hecho que la situación sea más compleja para Kiev. En lugar de la simple “amistad con América”, había que elegir la “amistad” con una de las facciones políticas que forman la élite estadounidense y que tienen influencia en los mecanismos del Estado, por lo que pueden ejercer una presión política, diplomática, económica y mediática contra Ucrania.

En 2016, Poroshenko hizo su elección y entonces utilizó las estructuras del oligarca Pinchuk para organizar la filtración de documentos sobre el trabajo del entonces jefe de campaña de Trump, Paul Manafort, con el Partido de las Regiones [años antes de Maidan, cuando el entonces presidente Yanukovich buscaba un acuerdo de asociación con la Unión Europea compatible con la presencia ucraniana en el mercado ruso-Ed]. La publicación de esos documentos debía hundir a Trump, pero solo hundieron a Manafort y Trump se dio cuenta de que tenía enemigos en Kiev. Nada de eso importaría siempre que Hillary Clinton ganara las elecciones de 2016 y Trump quedara como un excéntrico candidato que durante un tiempo entretuvo a una parte de la audiencia. Ese era también el futuro que esperaban Clinton y su entorno. Poroshenko contaba con ello, de ahí su participación en la campaña contra Trump. Es más, estoy convencido de que Poroshenko habría tenido todo el apoyo de Estados Unidos en la campaña para su reelección como agradecimiento a los servicios prestados. Ni Kolomoisky ni Zelensky habrían tenido opción en las elecciones.

Entonces ocurrió algo terrible: Estados Unidos perdió la cabeza y eligió a Trump. O, como siguen diciendo los Demócratas, Putin y un ejército de trolls eligieron a Trump para Estados Unidos. Y eso supuso un golpe para las perspectivas a largo plazo de Poroshenko, que nunca consiguió llevarse bien con la nueva administración, que periódicamente le recordaba que nadie había olvidado su comportamiento en la campaña electoral de 2016. El día del juicio final llegaría y llegó en 2019. Estados Unidos no suministró ningún apoyo serio a Poroshenko, que, sin esa fuente externa de legitimidad, se vio ahogado por los frutos de su política doméstica. Al final, apostó por el caballo equivocado en las elecciones estadounidenses y perdió.

Ahora, quien se encuentra en la misma posición es Zelensky, que se ve obligado a elegir a qué partido apoya en las elecciones de Estados Unidos: si a los Demócratas, que se encaminan al impeachment, o a los Republicanos, que exigen una actuación similar a la corrupción que se produjo con el régimen de Poroshenko. Apostar por Trump es mantener el apoyo de la actual administración, que se mantengan los programas de asistencia, créditos y garantías de futuro siempre que Trump sea reelegido en 2020. A primera vista, podría parecer la opción correcta. Pero siempre queda la duda de si ocurriría los mismo que le ocurrió a Poroshenko si apuesta por Trump y ayuda a derribar a Biden y Biden gana las elecciones. ¿Qué sería entonces de Zelensky? Sería percibido como una persona que intervino en las elecciones estadounidenses del lado de Trump y que intentó humillar al presidente de Estados Unidos. Las consecuencias serían duras para Zelensky y su entorno. Hablar de “agresión rusa”, decir que “Ucrania es Europa” o “¡OTAN!” no le protegería de las consecuencias de su elección. Washington espera expresiones evidentes de lealtad absoluta al “imperio del bien”. Pero en ese “imperio del bien”, hay que elegir a qué “bueno” se le promete lealtad.

La situación claramente demuestra que no se puede hablar de la “independencia” de Ucrania. De hecho, en lugar de por la “dignidad” y “Maidan”, los títeres de Kiev que hablaban de la “elección libre y democrática” estaban luchando por tener que elegir a qué señor de Washington servir.

La sustitución de las “viejas caras de Poroshenko” por las “nuevas caras de Zelensky no ha cambiado nada en la situación. Se sigue pidiendo a los “líderes independientes” completa lealtad y disposición a actuar como herramienta contra Rusia o contra facciones rivales en Washington. Aunque haya quien se pregunte por qué los políticos ucranianos tienen que preocuparse por las elecciones estadounidenses. El nivel de dependencia de Ucrania supone que el país se ha convertido en vasallo a su pesar, que ha sido arrastrado a la política doméstica estadounidense, donde no solo es visto como una útil herramienta contra Rusia y contra Europa, sino como un instrumento de la política nacional.

Teniendo en cuenta que en la realidad actual la política doméstica estadounidense domina la política exterior, cualquier tema que desacredite a Ucrania o a los políticos ucranianos (en teoría leales a Washington) puede convertirse en una guerra política. Para Zelensky, al igual que para quien está en la sombra como Kolomoisky, las proposiciones de Trump son más peligrosas que hacer las paces con Putin.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

octubre 2019
L M X J V S D
« Sep    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.543 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.319.591 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: