Entrada actual
Alto el fuego, Donbass, Donetsk, DPR, LPR, Minsk, Rusia, Ucrania, Zelensky

Hasta el último minuto

Ayer, 21 de julio, Ucrania celebraba unas elecciones legislativas anticipadas con las que el nuevo presidente intentaba librarse cuanto antes del viejo Parlamento, que en estos meses de mandato ha impedido que se pusiera en marcha la legislatura a base de bloquear nombramientos y ceses y dejando claro que no aprobaría medidas que contradijeran mínimamente la agenda nacionalista de los últimos cinco años. Sin grandes opciones de sacar adelante medidas relevantes, el presidente Zelensky se ha mantenido paciente, aceptando que su mandato no comenzaría realmente hasta que se configurara la nueva coalición en un Parlamento en el que su partido, Servidor del Pueblo -un partido de nueva creación y que, en la tradición ucraniana, está configurado exclusivamente al servicio de su líder- fuera claramente el que obtuviera mayor representación. Es evidente que el nuevo presidente, elegido en segunda ronda el pasado 21 de abril, había comprendido que su margen de maniobra, especialmente en términos legislativos, sería limitado mientras la mayoría parlamentaria estuviera en manos de los partidos de Poroshenko y Paruby. Aunque el recuento continúa, todo indica que el partido de Zelensky obtendrá una amplia mayoría, que puede llegar a ser absoluta.

Precisamente por ese motivo, los representantes de las Repúblicas Populares -y también de Moscú- han puesto sus esperanzas en los acuerdos alcanzados en la última e inusualmente fructífera ronda de contactos de Minsk. Además de acordar el proceso para un próximo intercambio de prisioneros, las partes acordaron también un alto el fuego incondicional e indefinido que entró en vigor ayer, coincidiendo con la fecha electoral. El discurso electoral de Zelensky de buscar la paz a cualquier precio aún crea esperanzas en las autoridades de Donetsk, Lugansk y Moscú, pese al escepticismo de la población, que ha visto cómo la intensidad de los bombardeos no ha decaído en estos meses de mandato de Zelensky pese a algunos pasos positivos como la retirada de tropas de Stanitsa Luganskaya y el acuerdo para reconstruir el puente que atraviesa el frente en esa localidad.

A la duda de si en esta ocasión se cumplirá, al contrario que en las numerosas ocasiones anteriores, el alto el fuego se unen las dudas sobre las intenciones de Zelensky y su equipo para el cumplimiento de los acuerdos de Minsk. Pese a que una de sus promesas de campaña era precisamente ceñirse a dichos acuerdos y cumplir todos y cada uno de sus puntos, el presidente ucraniano y su equipo se han destacado también por mantener la línea del anterior administración en lo que respecta a las negociaciones políticas directas con Donetsk y Lugansk, uno de los puntos clave de los acuerdos de Minsk. Esa negativa, en favor de negociar directamente con Moscú (cuya postura es más flexible y posiblemente exigiría condiciones más laxas que Donetsk y Lugansk en una negociación política) se ha repetido en numerosas ocasiones. Especialmente representativas fueron las declaraciones de Dmitry Razumkov en esa dirección la semana pasada, pocos días antes de que se anunciara que será el nuevo presidente del Parlamento, segunda autoridad del país y, como ha demostrado Parubiy, figura clave a la hora de aprobar o rechazar medidas legislativas.

A esas dudas se une la actitud de las tropas ucranianas apenas unas horas antes de que entrara en vigor el último alto el fuego. A las siete de la tarde del sábado, 20 de julio, el Ejército Ucraniano comenzaba un ataque inusualmente fuerte contra zonas residenciales de la localidad de Pervomaisk, en la RPL, una zona ampliamente bombardeada en los primeros meses de la guerra y donde se produjo entonces una situación humanitaria de extrema gravedad. Prácticamente aislada y semirrodeada, durante meses fue prácticamente imposible hacer llegar ayuda humanitaria sin arriesgar las vidas de quienes la transportaban. A pocas horas del inicio del nuevo alto el fuego, el bombardeo de esta zona residencial, que causó la muerte a una persona y otras siete resultaron heridas, no parece tener más objetivo que la destrucción y el castigo colectivo a una población que no se ha rendido ante los bombardeos, la destrucción o el hambre.

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Red News (Español) | Protestation - 22/07/2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.564 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.313.129 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: