Entrada actual
Bloqueo económico, Bombardeos, Donbass, Donetsk, DPR, Economía, Energia, Reconstrucción, Uncategorized

En la oscuridad

Artículo Original: Novorosinform

No hay vida, sino completa oscuridad. No es ninguna exageración. Los residentes de los pueblos del frente situados en las afueras de Donetsk, Trudovsky, Oktaybrsky, Peski, se quejan de cortes de luz, que recientemente han aumentado. “En 2015 vivimos sin electricidad durante seis meses. Se puede decir que nos adaptamos. Después, es verdad que cuando Martinov fue alcalde, se restableció el suministro eléctrico”, me cuenta una residente de Oktyabrsky, una localidad situada en el frente a las afueras al norte de Donetsk. “Y ahora ha vuelto a empezar. Cada tarde la calle se queda en la oscuridad. Hay que usar la linterna para ir a casa después del trabajo”, cuenta.

Gran parte de las viviendas están vacías y una tercera parte está en ruinas, con lo que, con la niebla de invierno, les da una aterradora forma. “Está oscuro en todas partes. Solo lo había visto en Georgia, donde, en los años 90, había un horario de luz” añade otro residente de Oktyabrsky. A mi pregunta de cuántas familias viven en esas condiciones, responde que son muy pocos. “Antes Oktyabrsky era uno de los pueblos más prósperos. Mire lo que fueron las casas”, dice mi acompañante, mostrando viviendas unifamiliares de dos pisos ahora llenas de agujeros de las bombas y rodeadas de vallas oxidadas. “Ahora vivimos como en la película Pesadilla en Elm Street, el pueblo de las sombras”, añade.

No es una sorpresa que los pueblos del frente de la RPD sufran apagones. Durante los años de bombardeos masivos, entre 2014 y 2016, los pocos residentes que quedaban en las llamadas “zonas rojas” se acostumbraron a ello. Pero recientemente el problema ha comenzado a afectar también a otros distritos, como el casi céntrico distrito de Kalinin en Donetsk o el de Chevonogvardevsky, en Makeevka, la segunda ciudad más grande de la RPD.

Los apagones son frecuentes en las tiendas y viviendas del barrio Textilshik, en el distrito de Kirov de Donetsk. “Las luces se apagan a las 9:00 y se vuelven a encender a las 13:00. El departamento de vivienda dice que es poco realista tratar la cuestión”, explica una de las residentes del barrio en una tienda local.

A nuestra conversación inmediatamente se unen algunos clientes más, que especulan sobre la situación. “Las horas de apagón vienen porque no se suministra carbón a las plantas eléctricas de Ucrania”, sugiere uno de los visitantes. “Eso es una tontería, hace tiempo que importamos electricidad de Rusia”, responde firmemente otro hombre.

Es verdad que la electricidad de la República Popular de Donetsk viene de Rusia. Es más, según el actual ministro de Carbón y Energía, en nuestras estaciones se utilizan solo mil megavatios de energía, cuando el máximo son 3.000. Así que hay margen para aumentar el suministro a un mayor número de empresas, infraestructura social o viviendas particulares de la RPD. Pero a causa de las horas de apagón no está previsto en el territorios”, explicó el oficial.

Pero extraoficialmente he escuchado una historia diferente. “Los apagones se utilizan cuando no hay suficiente electricidad. Si pudiéramos reducir un 15% el consumo se acabarían los apagones”, comentó una empleada. “Además, si en un pueblo hay cinco o diez casas habitadas, cubrir ese pueblo no tiene sentido, nadie lo haría, no se puede pagar todo el coste de suministrar energía a ese pueblo”, explicó.

La población lleva cuatro años viendo, mejor dicho sobreviviendo, en estas condiciones. En estas condiciones, sería lógico que las autoridades se responsabilizaran de desarrollar un programa de realojamiento de los residentes de las localidades del frente en zonas más habitables. Evidentemente, es complicado. Habría que buscar viviendas decentes y vacías y convencer a la población para que se marchara. Habitualmente, tendrían que ser los Consejos Locales los que se encargaran de ello y la RPD no os tiene [las elecciones a los Consejos Locales llevan tres años retrasándose para cumplir con los acuerdos de Minsk, que exigen que se celebren de acuerdo a una legislación especial del Parlamento de Ucrania y con acuerdo y negociación entre las partes-Ed].

Pregunto a una residente de Trudovsky qué le parecería el realojamiento lejos de la zona roja. “¿Tú qué crees?”, contesta con firmeza. “Aquí todavía me queda algo, mis cosas: frigorífico, lavadora y secadora. No creo que en otro sitio vaya a tener tanta suerte. Sería dejarlo todo aquí para que sea saqueado. ¿Qué me pueden ofrecer? ¿Un hostal de emergencia? Mi amiga estuvo tres años en el mismo hostal como refugiada y ahora le piden dinero por el alojamiento. No hay garantía de que no te vayan a dejar en la calle. No quiero marcharme. Moriré aquí”, contesta la mujer. En su opinión, pese a la cercanía del frente, los constantes ataques y la falta de condiciones para vivir una vida normal, la población local no quiere marcharse de Trudovsky.

“Sobrevivimos a base de la ayuda humanitaria y nuestras pensiones”, me cuenta otro residente de la localidad. “Vivimos en las cocinas de verano, que hemos reparado nosotros mismos. La casa, después de los ataques, no está en condiciones”. Otro hombre, preocupado por lo que pudiera pasar, solo estaría dispuesto a un realojamiento permanente. Añade que, si hubiera una compensación, la población arreglaría ella misma sus hogares, ya que, cuando acabe la guerra, será difícil probar que sufrieron daños por las hostilidades. “Los árboles tienen tres metros. Destruyen ellos mismos las casas, no hacen falta bombas. Si no se hace en el momento, se podrá culpar a causas naturales. Y en cuanto al realojamiento, solo a una nueva vivienda, no a nada temporal. He aprendido de la experiencia”, explica.

Esa forma de pensar es común en las localidades del frente. Tras cuatro años de guerra de baja intensidad, la población se ha acostumbrado a arreglárselas por su cuenta. Ahora las autoridades locales tendrán que ganarse la confianza de esta gente. Aquí nadie va a creer promesas.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

noviembre 2018
L M X J V S D
« Oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 39.030 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.242.664 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: