Entrada actual
Bloqueo económico, Donbass, DPR, Economía, Ejército Ucraniano, LPR, Pobreza, Reconstrucción, Ucrania, Uncategorized

Sin futuro para toda una generación

Artículo Original: Andriy Manchuk

El 31 de marzo, víspera del Día Internacional de la Infancia, uno de los vehículos del séquito del presidente Poroshenko arrolló en Kiev a un niño que cruzaba un paso de cebra en bicicleta. Al día siguiente se supo que el adolescente se encontraba, tras una operación, en cuidados intensivos con un diagnóstico de traumatismo craneoencefálico, golpes en el tórax, una clavícula rota y fracturas en brazos y piernas. El servicio de prensa de Bankova [el Gobierno ucraniano] ha mantenido un ensordecedor silencio y la policía simplemente informó de que al volante se encontraba un oficial de policía en misión especial. Sin embargo, sabemos ya que sirve en el batallón de apoyo de la Policía Nacional en Kiev.

No hay duda de que, si se hubiera producido un incidente similar, con la participación directa de miembros del séquito del presidente, en tiempos de Viktor Yanukovich, se habría producido un escándalo. La oposición habría alzado la voz de alarma, habría exigido que se castigara al jefe de Estado por las graves heridas que sufrió el menor. La prensa opositora habría hablado de la tiranía de los representantes del Gobierno, a quienes no les importan los límites de velocidad ni las normas de tráfico, y había pedido a los ciudadanos que salieran y castigaran a tan presuntuoso poder. Probablemente, muchos habrían respondido a esa llamada.

Sin embargo, actualmente no hay una oposición real ni una prensa opositora en nuestro país. La sociedad ha sido aplastada y los ciudadanos creen que protestar contra las autoridades no tiene ningún sentido y solo puede llevar a que se abran cargos contra ellos por trabajar para el enemigo externo. Este episodio no solo muestra lo desencantados que se han vuelto en los últimos cuatro años millones de ucranianos, sino que hace surgir una pregunta: ¿qué futuro espera a los niños que crecen en esta sociedad?

“Nuestros niños irán al colegio y a la guardería y ellos se sentarán en sótanos”, afirmó una vez Poroshenko en referencia a los habitantes del territorio de Donbass que no está bajo control ucraniano, población que se escondía de los bombardeos en los sótanos. Ahora, cuatro años después, el ministro de Asuntos Exteriores, Pavlo Klimkin, escribió: “a lo largo de la línea de demarcación en Donbass viven alrededor de 200.000 niños, 15.00 de ellos a 5km de la línea de demarcación. Cada niño está en peligro cada día y necesita protección” [el Ejército Ucraniano continúa bombardeando zonas civiles en varias zonas de la línea de demarcación-Ed]. La guerra continúa y ya se ha llevado la vida de 240 menores. Pero, pese a las promesas de Poroshenko, la guerra afecta por igual a “nuestros” niños y a “sus” niños, porque no entiende de buenos y malos adolescentes.

Según los expertos de UNICEF, 200.000 menores que residen en una zona de 15km a ambos lados de la línea de separación necesitan ayuda urgente. “El mundo se ha olvidado de esta crisis invisible en el este de Ucrania, pero cientos de miles de niños están pagando un terrible precio. Si no reciben el apoyo adecuado, los niños pueden sufrir los efectos del conflicto durante toda su vida”, comentó Giovanna Barberis, directora de la oficina de UNICEF en Ucrania.

Pero también los residentes de las regiones de Ucrania en paz sufren a causa de los problemas sociales derivados de las reformas neoliberales y la guerra. Los estudios sociológicos muestran que en Ucrania hay, al menos, medio millón de niños que trabajan, muchos de ellos en sectores de producción ilegales y peligrosos. Por ejemplo, la extracción de ámbar emplea constantemente a niños. Se ha hecho tan común ver imágenes de niños cavando en las minas que también se han hecho comunes en las redes sociales. Debido a los trágicos episodios en los que las víctimas son adolescentes sabemos que trabajan habitualmente en granjas avícolas de nuestra “superpotencia agrícola. Además, niños sin hogar rebuscan en diferentes partes del país recogiendo chatarra y habitualmente duermen en sótanos o sucias tiendas de campaña.

“Algunas personas, algunos niños, viven ilegalmente en vertederos. Hay algunas tiendas. Todos ellos trabajan ahí como esclavos. Están utilizando ilegalmente trabajo infantil. Se producen incendios a lo largo de todo el año. La gente dice que incluso se han ahogado algunos adolescentes que vivían aquí”, escribió hace unas semanas la bloguera de Dnipropetrovsk Oxana Prijodko en referencia a un vertedero cercano.

Poroshenko afirmó que “nuestros” niños estudiarían en colegios, pero en los últimos cuatro años de reformas, el país ha cerrado alrededor de 400 escuelas rurales “poco rentables económicamente”. Así que ahora, los residentes de las provincias habitualmente se ven obligados a viajar a colegios en los centros regionales u obtener la educación de forma ficticia, perdiendo años. En la escuela se enseña abiertamente el nacionalismo, se ha introducido el estudio de la Biblia y se ha reducido -también por motivos económicos- el número de asignaturas obligatorias. Todo ello garantiza una generación de jóvenes ucranianos con una pobre educación, aunque obedientes ciudadanos que no sueñan con ir al espacio sino con cumplir su deber de ir a la guerra o en ser contratados por los señores agrícolas.

No es de extrañar que aumente, entre los jóvenes, la violencia incontrolada. Hace unos días, en los colegios ucranianos se han producido una serie de intoxicaciones masivas a causa de un gas desconocido. Ese tipo de incidentes se han producido por todas las regiones del país: Cherkassi, Járkov, Nikolaev, Pavlograd, Novomoskovsk. Han afectado a cientos de niños. El gas parece ser consecuencia de los actos de bandas criminales.

Con el estallido de la guerra, ha aumentado fuertemente la delincuencia juvenil en la que se usan las armas que, sin control alguno, circulan por toda Ucrania. “En los últimos años, Ucrania está experimentando un fuerte aumento de la delincuencia juvenil, aumentan los informativos que abren con historias de asaltos y robos cometidos por jóvenes imberbes. Chicos, en ocasiones también chicas, que apalean a compañeros y adultos y muestran sus éxitos en las redes sociales, que cometen robos a mano armada que convierten en virales. Si antes los delincuentes no bajaban de 16 años, ahora los hay hasta de 11”, afirmó el periodista de Kiev Vitaly Gubin.

En resumen, los ucranianos pueden agradecer a su Gobierno por la feliz infancia de sus hijos. Y lo han hecho directamente a la cuenta presidencial en Twitter, donde Poroshenko publicó una felicitación con motivo del Día de la Protección de la Infancia. Cientos de personas colapsaron la cuenta de Poroshenko con comentarios -en ruso y en ucraniano- con comentarios entre los que sería difícil censurar alguna propuesta. Recordaron al presidente esos niños sentados en el sótano en la guerra, los niños muertos o el adolescente que se desmayó el otro día en un acto en el que los niños pasaron horas al sol solo por motivos de propaganda.

En este sentido, he pensado que lo más fácil para el Gobierno ucraniano puede ser cancelar esta incómoda fecha. Vyatrovich puede explicar a Poroshenko que el Día de la Infancia fue introducido por iniciativa de la francamente prosoviética Federación Democrática Internacional de Mujeres y que, por lo tanto, no se merece más que el 8 de marzo. Así que el Gobierno ucraniano acabará por ir a por ello, una vez que se haya visto miles de veces que no tiene ni la capacidad ni el interés de dar a las próximas generaciones un futuro digno.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 39.273 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.228.968 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: