Entrada actual
Extrema Derecha, Fascismo, Kiev, Nacionalismo, Uncategorized

Hacia una violencia incontrolada

Artículo Original: Andriy Manchuk

En Kiev, en el mercado junto a la estación de metro Lesnaya, se ha producido otro ataque por motivos étnicos. En los tiempos antes de Maidan, una noticia así había causado un escándalo que durante semanas habría sido motivo de las condenas de los periodistas y activistas por los derechos humanos. Hoy en día es algo común: todos saben que nadie ha sido castigado por el reciente pogromo fascista contra la población romaní en Lesnaya Gora, pese a que tanto los organizadores como quienes lo perpetraron son perfectamente conocidos tanto para la policía como para el público.

Es más, en las últimas dos semanas se han producido en Ucrania al menos dos ataques contra la población romaní en la región de Odessa, donde la ultraderecha expulsó de una ciudad a la población romaní, y en Ternopil, donde los nacionalistas quemaron un campamento. Según la información de la prensa local, solo la buena suerte impidió que hubiera víctimas: los atacantes portaban armas blancas y bates.

Los pogromos étnicos se han convertido en habituales y lo ocurrido en el mercado Darinka en Kiev demuestra que cualquier extranjero puede ser una víctima, da igual la nacionalidad y la religión. Tras un conflicto entre un pensionista ucraniano y un comerciante de nacionalidad georgiana, los nacionalistas amenazaron con destruir todos los puestos de personas no ucranianas. Es más, el pogromo era algo esperado. Según algunas fuentes, la mañana del 27 de mayo, todas las tiendas en las que trabajaban personas de origen caucásico o asiático cerraron sus puestos, pese a que no tenían ninguna relación con el incidente inicial. Los dueños de un restaurante de comida turca y georgiana también se apresuraron a cerrar. Incluso los restaurantes de los ucranianos, a pesar de contar con la nacionalidad correcta, tomaron precauciones y pidieron a los empleados con piel demasiado oscura o no-aria que no fueran a trabajar.

“El encargado extraoficialmente pidió a los chicos y chicas que no son eslavos que se tomaran el día libre”, afirmó una empleada de uno de los cafés del mercado. Evidentemente, el mercado más grande de Kiev se preparaba para un pogromo y todos esperaban el ataque. Desde el principio se sabía también que el ataque contra los establecimientos caucásicos y asiáticos se iba a producir y que la policía realmente no quería defender a esos ciudadanos ucranianos que no son lo suficientemente arios.

Sin embargo, puede que las acusaciones contra la policía no sean justas. Las tropas del Ministerio del Interior no pudieron evitar el ataque a la tienda georgiana, pero trataron de hacerlo. Lo sabemos porque en la pelea entre la policía y los nacionalistas, un policía se rompió una pierna. En realidad, eso es lo que obligó a los subordinados de Avakov a detener a miembros de la extrema derecha, ya que en un principio la policía no quería detener a los atacantes porque temían por su seguridad.

El resultado es que ahora la policía ucraniana teme la venganza del público nacionalista, que cuidadosamente monitoriza las acusaciones contra sus compañeros y justifica cualquier ofensa. La policía también forma parte de la base nacionalista y evidentes crímenes de los nacionalistas no son investigados y quedan impunes. Un ejemplo claro de ello es la actual historia del nacionalista de Odessa Serhiy Sternenko [antiguo líder del Praviy Sektor en Odessa]. Está acusado del asesinato de un miembro del Ejército Ucraniano. Esta ni siquiera es la primera ofensa del neonazi, que ya había sido puesto en libertad condicional con la mediación directa del gobernador de la región de Odessa.

El caso del nacionalista Sternenko, del que habla toda la prensa ucraniana, es ahora lo más importante para la extrema derecha de Kiev. Si las autoridades deciden no iniciar una causa criminal contra el nacionalista que asesinó a un soldado ucraniano, entonces una vez más quedaría claro que hay vía libre para ataques contra las autoridades, lo que podría llamar a nuevos y sangrientos crímenes.

Muchos comentaristas han recordado también el reciente incidente ocurrido en Mariupol, en el que un militante del batallón Azov fue puesto en libertad con una multa tras haber asesinado a un residente local. Algo parecido ocurrió en Kiev, donde un antiguo participante en la “operación antiterrorista”, Viktor Balabuj, asesinó de una puñalada al conocido chef de Odessa Ruslan Yurchenko que aparentemente no le dejó pasar en la fila del autobús. Pese a la evidente culpabilidad del soldado desmovilizado, el público nacionalista inmediatamente se lanzó a culpar a la víctima sin importarle los resultados. “El tío está acostumbrado a defenderse a sí mismo. Como habría hecho yo. Apuñaló al gordo bastardo, como debía ser”, escribió, en su blog, el oficial de la Guardia Nacional Dmitry Babkin. El voluntario del Ejército Ucraniano Alex Noyt insultó al asesinado e incluso el jefe del servicio de apoyo moral y psicológico de las Fuerzas Armadas, Oleh Gruntkovsky, oficialmente anunció que el asesinado chef había provocado deliberadamente al soldado retirado.

Todo esto claramente muestra cómo funcionan los crímenes de los nacionalistas ucranianos, que infringen la ley con impunidad y no temen sufrir los castigos estipulados para esos crímenes. La capacidad de realizar un ataque gradualmente se convierte en la norma, así que para que se produzca un ataque contra las propiedades de un ciudadano de Ucrania basta con que no sea lo suficientemente ario, que hable el idioma incorrecto o que el color de su piel sea demasiado oscuro.

El único problema es que el derecho al pogromo, que ahora se declara a nivel nacional, puede afectar a cualquier ucraniano: incluso los más leales al poder post-Maidan. Al fin y al cabo, si los ataques se convierten en la norma, quién puede jurar que no le vayan a afectar en algún momento.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

junio 2018
L M X J V S D
« May    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 39.838 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,200,273 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: