Entrada actual
Donbass, Donetsk, Ejército Ucraniano, Kiev, Slavyansk, Ucrania, Uncategorized

El último día de paz

Artículo Original: Denis Grigoriuk

Nos encontramos ante otro trágico aniversario, cuyas vísperas vienen acompañadas por otros no menos terribles y sangrientos eventos: Gorlovka vuelve a encontrarse bajo el fuego de artillería y una explosión se produjo en un autobús escolar en Debaltsevo. Para Donbass, mayo ha sido siempre un mes especial y, en 2014, fue el último mes de una vida en paz. Hace cuatro años, la paz desapareció de la capital minera. Pájaros de metal en busca de su presa rugieron en el cielo de Donetsk y, como buitres, no esperaron a la descomposición de su presa y siguieron tras los vivos de la capital de Donbass.

El 26 de mayo comenzó la guerra.

¿Se creía entonces la población lo que estaba ocurriendo? Por supuesto que no. Al levantarnos esa mañana, cada uno de nosotros se preparó para iniciar otro día gris y aburrido, aunque inundado de los sabores de la primavera. Pero aquella fatal mañana algo salió mal. El ruido que se percibía a través de las paredes de las casas era deliberadamente alto. Portadores de la calamidad, los jinetes del apocalipsis trajeron la guerra a Donetsk.

Pero incluso ese ruido causado por la aviación ucraniana no detuvo el ritmo de la vida de la ciudad. El transporte público seguía lleno de pasajeros, que seguían yendo a la ciudad; otros hacían su carrera matutina como cualquier otro día; otros volvían a casa sin dormir después del turno de noche e incluso algunos privilegiados seguían durmiendo en la cama, sin ningún motivo de preocupación. El 26 de mayo debía ser un día normal, un día libre en el que podrían hacer lo que quisieran.

Tengo que admitir que, en los primeros días, la batalla no afectó el ritmo de toda la ciudad. En aquel momento, nadie podía aún comprender que la guerra había llegado. Era algo surrealista. ¿Quién podría imaginar que, en pleno siglo XXI, el ejército comenzaría a bombardear una ciudad pacífica? Pero la realidad era que, durante todo ese mes, se había librado una guerra en Slavyansk y Donetsk seguía esperando evitar algo así. Incluso ahora, cuatro años después del inicio de la guerra, hay quienes no creen que el problema vaya a afectarles a ellos. Pero es en esos momentos cuando algo terrible ocurre y destruye por completo el mundo conocido.

¿Es preciso hablar de la comunidad internacional? Desde luego. Porque en el mundo algunos más que otros condenaron la guerra. “No a la justificación y los motivos de la guerra”, canta el grupo punk ruso “Porno”. Sin embargo, parece que, para la sociedad occidental, el sinsentido de las políticos y periodistas ucranianos, que seguían hablando de una invasión rusa de Donetsk, fue suficiente justificación. La culpa es de la víctima, no del agresor que decidió aplastar el descontento. El “mundo civilizado” aceptó que hubiera una guerra en este país lejano, tan parecido a Rusia que cualquier extranjero tendría dificultades para ver diferencias entre rusos y ucranianos. La maquinaria de propaganda continuó tensando la cuerda hasta el límite de la sociedad ucraniana, intentando convencer a la población de que ellos, una nación nueva sin nada que ver con los rusos, estaban destinados a destruir cualquier resistencia. Y el mundo entero observó y sigue observando con indiferencia cómo el ejército “restablece la soberanía” del Estado ucraniano.

Han pasado cuatro años y la política occidental sigue sin condenar al Gobierno de Kiev. Al contrario, en lugar de forzar a Kiev a aceptar la paz, la capital ucraniana celebra uno de los eventos más importantes: la final de la Liga de Campeones de fútbol. Representantes de España, Reino Unido, Francia, Alemania y otros países del mundo llegan a un país con tantas ganas de entrar en la Unión Europea que está dispuesto a matar a sus propios ciudadanos. Crecida por el interés internacional, la sociedad ucraniana se aprovecha de los visitantes occidentales. Los europeos se han quejado hasta la saciedad de los altos precios del alojamiento en Kiev. Y de que el alojamiento no es cómodo. La ola de quejas entre los fans del fútbol se ha extendido, no todos querían visitar un país de la antigua Unión Soviética. Por mucho que los ucranianos lo intenten, para los europeos seguirán siendo residentes de un país lejano en la frontera con Rusia, tan cercano que no son capaces de ver la diferencia entre rusos y ucranianos. Las camisas bordadas y el idioma tampoco ayudan.

En Donetsk ya estamos acostumbrados a la doble moral de Occidente. Hablan de paz mientras entregan armas al Ejército Ucraniano; hablan de los acuerdos de Minsk mientras no condenan a Kiev cuando realiza una nueva operación militar; intentan parecer humanitarios mientras apoyan la anarquía de Ucrania. Porque es fácil controlar a un país débil en el que la población no vive, sino que sobrevive, mientras que, al otro lado, hay una guerra que no es visible.

Es notable que la final de la Liga de Campeones se celebre el mismo día del aniversario del inicio de las hostilidades en Donetsk. Es representativo de la situación. Si Europa hubiera tenido el más mínimo deseo de acabar la guerra en Ucrania, Kiev no habría tenido un festival de fútbol y la OTAN habría amenazado a los diputados por continuar con la retórica militar.

Pero vivimos en un mundo de doble moral. Orwell aplaude desde su tumba. No es que su libro se haya hecho realidad, nuestro mundo ya ha sobrepasado al original. “La guerra es la paz, la libertad es la esclavitud; ignorancia es la fuerza”. Esta es la ley que ahora funciona. Y la guerra y la paz se han hecho inseparables. En cualquier caso, la guerra ya no causa miedo en la población. Se ha convertido en la rutina.

Anuncios

Comentarios

Un comentario en “El último día de paz

  1. Parece que el pueblo de Donbas va a permitir lo destruyan y masacren sin defenderse. Tienen que depender de su voluntad y coraje, el gobierno ruso encabezado por putin les importan mas los sirios que esos que viven el el Donbas.
    Estoy desde república dominicana y día a día le doy seguimiento a lo que a ud le sucede.
    Los fascistas de kiev, EU y UE no les importa lo maten a todos, creo que desean ese genocidio y lo usaran contra putin por permitirlo.

    Me gusta

    Publicado por Salvador dejesus piñeyro | 29/05/2018, 18:50

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 39.273 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.228.971 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: